sin ciencia no hay futuro

LUCHAMOS POR UNA CAUSA SUPERIOR A NUESTRAS VIDAS

Publicado: 2013-12-18

(...) Haría bien en aprender un poco de Democracia verdadera el ingeniero Fujimori, antes de hablar de ella al país al que sistemáticamente engaña, después de que desconociera la Constitución del Estado, disolviera el Congreso Nacional, liquidara los órganos de control, manipulara groseramente las recientes elecciones del 22 de noviembre e impusiera un régimen en el que, por su propia decisión, él se ha convertido en Señor de Honras y Bienes, tomándose la libertad de decir quién es inocente, y quién es culpable en el Perú. Y haría bien en comprender que no se puede gobernar el país con diatribas; que no se puede ser soberbio y grosero ante los trabajadores y genuflexo y servil ante el capital financiero; que no se puede arrasar conquistas y derechos que fueron ganados con la sangre de los mártires sin derramar nueva sangre; que no se debe usar la guillotina contra los adversarios si no se quiere, después, ser arrastrado al cadalso (…)

Aseguramos al ingeniero Fujimori que no le tememos. No tememos ni a sus exabruptos, ni a sus bravatas. No tememos a sus ataques arteros, ni a su paranoia creciente. Por encima de nuestra libertad personal y aun de nuestras vidas, está la causa por la que luchamos, que sobrevivirá, sin duda alguna, al ingeniero Fujimori y a todos sus serviles y obsecuentes portavoces. Nosotros somos peruanos. Vivimos en el país en el que nacimos y queremos. Forjamos la riqueza del Perú con nuestras manos. Recogemos la cosecha de la tierra. Trabajamos honradamente para mantener a nuestros hijos y dejarles en herencia orgullo y dignidad. Rendimos culto a nuestros héroes y a nuestros antepasados, a nuestra historia, a los que lucharon por nuestra patria y por nuestra clase. Nos inclinamos ante la fuerza del pueblo, pero no doblamos la cerviz ante la espada de los Emperadores.

En el pasado –bien vale la pena recordarlo- otros trataron vanamente de doblegarnos, someternos y humillarnos. Nos privaron de la libertad muchas veces, pero nunca lograron quitarnos el coraje. Segaron la vida de nuestros mejores hijos, pero seguimos adelante porque el vientre del pueblo es vientre fecundo, y nuevos hijos aparecieron para tomar en sus manos nuestras banderas de lucha. En cada combate, nosotros mismos recogimos las experiencias de una historia que nos pertenece que nunca tomamos de prestado y que nunca supimos defraudar. Sin alardes y sin aspavientos, respondemos entonces a las bravatas y a las amenazas de quienes hoy son fuertes, pero que no tienen razón, ni derecho para actuar en contra del pueblo. A ellos les decimos con claridad y con firmeza que nos mantendremos en nuestro puesto de combate, a pie firme, como lo hicieran antes José Carlos Mariátegui, Ramón Castilla, Andrés Avelino Cáceres, Francisco Bolognesi, Miguel Grau o Túpac Amaru. Con el ejemplo de los peruanos que lucharon antes que nosotros por las mismas causas por las que combatimos nosotros, superaremos ese instante gris y amargo en el que se impone la soberbia basada en la fuerza y el terror. (…)

Lima, 15 de diciembre de 1992. Palabras de Pedro Huilca secretario general de la Central General de Trabajadores del Perú (CGTP) asesinado en Los Olivos, Lima, el 18 de diciembre de 1992.


Escrito por

Movimiento Tierra y Libertad

Tierra y Libertad es un nuevo movimiento político de izquierda, ambientalista, pacifista y demócrata radical


Publicado en

Movimiento Tierra y Libertad

Tierra y Libertad es un nuevo movimiento político de izquierda, ambientalista, pacifista y demócrata radical